martes, 7 de junio de 2016

Reseña literaria: Gabrielle de Bergerac - Henry James

La joven Gabrielle de Bergerac ha tenido la fortuna de nacer en una familia ilustre de la nobleza rural francesa previa a la Revolución. Pero también la desgracia de no contar con bienes propios, circunstancia que hará que cualquier indició de curiosidad vital, de inquietud intelectual, quede ahogado ante la perspectiva de elegir entre dos opciones igualmente sombrías: o un matrimonio favorable o el claustro. Su carácter noble y su naturaleza indagadora quedarán al descubierto cuando en su cerrado círculo social aparece Coquelin, el preceptor de su sobrino, un hombre pobre pero capaz de demostrar que la audacia, el saber y la belleza son valores que nada tienen que ver con la clase social.



Título: Gabrielle de Bergerac
Autor: Henry James
Año de publicación original: 1869
Género: Novela clásica

Henry James es uno de esos autores del siglo XIX que siempre tenía pendiente. Un día vi esta novelita por ahí e inmediatamente llamó mi atención. El argumento no parecía lo más original, pero estaba en un parón lector y este tipo de novelas siempre suelen gustarme. Además, como ya he dicho, tenía pendiente leer a James.

La señorita de Bergerac vive con la familia de su hermano en una casa de campo de la Francia previa a la revolución. Es una muchacha afortunada y bien educada, cuyo destino es buscar un buen partido para casarse. Su única otra opción es tomar los hábitos, dado que no tiene ninguna posesión propia. De modo que durante toda la novela hay una cierta tensión alrededor de la protagonista, ya que todo el mundo espera que haga lo propio de una joven noble y casadera y busque un matrimonio que le aporte estabilidad y prestigio. 

Pero como ya hemos dicho, Gabrielle es una dama bien educada y, pese a que sabe lo que se espera de ella, es una mujer atrayente y con una fuerte personalidad propia. Un noble de los alrededores la pretende, de modo que todo su entorno da por sentado que ese terminará siendo su futuro. Pero es entonces cuando aparece Coquelin, un hombre pobre pero con una gran educación y una vasta cultura, que se convertirá en el preceptor de Chevalier, el pequeño sobrino de la señorita de Bergerac.

Chevalier, el niño del que es preceptor Coquelin, será el que narrador de la historia de su tía, una vez ya mayor. Es a través de su voz, y de la manera en que recuerda su visión de niño, como nos enteramos de la historia de amor que surgirá entre Gabrielle y Coquelin, sutil, basada en conversaciones profundas y reflexivas, y de momentos medio a escondidas. Ambos son personas que se complementan y se entienden, y surge entre ellos una relación que se va haciendo evidente a los ojos del lector.

Dicha relación está prohibida, de modo que la presión sobre Gabrielle va aumentando, ya que se espera que ella de un paso definitivo en cuanto a casarse o irse a un convento, cosa que ella no se decide a hacer debido a varios motivos, como la falta de afecto y respeto que tiene por el hombre que la pretende, así como por los sentimientos que tiene por Coquelin, que han ido creciendo poco a poco mientras le ayudaba a educar a Chevalier.

Toda esta historia, desarrollada en una Francia rural un poco bucólica, alejada de la pre-revolución urbana de finales del siglo XVIII, puede parecer muy predecible y llena de clichés, pero la narración es maravillosa, y todo se nos presenta de forma muy elegante y sutil, a través de los ojos de un niño. Vemos como la adorable señorita de Bergerac se rebela contra un destino impuesto, y la vemos en una encrucijada muy dura para una dama de la época que además tenía una ideas muy claras. Hay acción en todo momento, puesto que vemos como todos los personajes tienen sus propios objetivos y deseos, así como sus limitaciones. Vemos los defectos de cada uno, y es una pequeña novela llena de carácteres.

El final, pese a que las opciones eran limitadas, nunca estuvo claro para mí. No sabía para donde iba a decantarse la historia, pero me gustó mucho, aunque, en cierto modo, me dejó un sabor agridulce. Los personajes me enamoraron, sobre todo Gabrielle, Coquelin y Chevalier. Esta novela es una pequeña joya que me alegra muchísimo haber encontrado. Espero que vosotros tampoco os la perdáis. Ver una trama nupcial en la pluma de Henry James, que suele ser ajena a ella, resulta, cuanto menos, curioso, y el resultado es genial.

UNA OBRA DE ARTE PARA ESTE LIBRO


LA DAMA DE SHALOTT - JOHN WILLIAM WATERHOUSE

16 comentarios:

  1. La situación de la protagonista, desgraciadamente, era muy común entre las mujeres de la época.
    Con Henry James me estrené hace poco con tres nouvelles suyas, así que aunque esta historia parezca muy típica y tópica, no dudo de que merecerá la pena y entiendo tu sensación agridulce final.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía este libro y aunque parece entretenido tengo demasiados pendientes así que por el momento lo dejaré pasar. Excelente reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, la verdad es que empecé 'Otra vuelta de tuerca' de este mismo autor y lo tuvé que dejar. No me enteraba de nada, sin embargo este libro tiene muy buena pinta y es que este tipo de novelas me encantas, así que sería genial para reconciliarme con el autor.
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  4. Fue la primera novela que leí de James y es de mis preferidas, como novelita corta está muy bien y se la recomendaría a todos los que huyen del pobre Henry James xD
    Un bsote!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta lo que cuentas de esta novela asi que me la llevo apuntada. Un beso

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de James, pero esta parece una buena novela para estrenarse...

    ResponderEliminar
  7. Vaya, pues me gusta mucho lo que comentas del libro y todo lo que lei de James ha resultado un éxito, lo buscaré
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Lo tengo en mi lista de pendientes.
    A ver si lo leo este verano.
    Magnífica reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  9. Este se ve interesante, yo de él había intentado leer Otra vuelta de tuerca, pero era demasiado lento para mí y como era lectura escolar... se la di a mi mamá para que ella lo leyera y me lo contara xD

    ResponderEliminar
  10. No conocía ni al autor ni el libro, pero tiene una historia ciertamente atrayente. Quizá le de una oportunidad en el futuro, cuando mi lista de pendientes bajo de manera considerable.
    Un beso ^_^

    ResponderEliminar
  11. Nunca había oído hablar de ésta historia, pero me ha encantado la reseña. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Supongo que lo leeré en algún momento ya que el autor me gusta, aunque el último libro que he leído de él, Julia Bride, se me atragantó un poco al principio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola! La verdad es que todavía no he leído nada de Henry James, pero nunca es tarde jeje Este libro no lo conocía pero tiene muy buena pinta, igual es el primero que me lea :) Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    Parece una historia muy interesante aunque dura para la mujer... Es una pena que aún haya países donde la mujer sea un "problema" :( Qué pena.
    Gracias por tu reseña.

    Un beso desde Viajando a otros mundos ;)

    ResponderEliminar
  15. Hola Rocio! Me ha encantado tu blog :) Yo aun estoy empezando (llevo 3 semanas), te dejo el link al mío por si quieres pasarte https://eltiempoliterario.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. Hola!Aún no he leído nada de este autor, así que sabiendo que te ha convencido me lo apunto!

    ResponderEliminar