lunes, 12 de septiembre de 2016

Reseña literaria: Lady Midnight - Cassandra Clare (Cazadores de sombras: Renacimiento #1)


Han pasado cinco años desde el final de Ciudad del Fuego Celestial. Los padres de la Cazadora de sombras Emma Carstairs fueron asesinados y desde entonces su hija no ha dejado de buscar al culpable. Ella, junto a su parabatai, Julian, empiezan a investigar una demoníaca trama que se extiende por los lugares más glamurosos: desde Los Angeles hasta las playas de Santa Monica. Emma no puede evitar la poderosísima atracción que siente hacia su compañero, una relación que las leyes de los cazadores prohíben. Una auténtica caja de sorpresas que enlaza tramas, personajes y conexiones de los descendientes con sus ancestros.



Título: Lady Midnight
Autora: Cassandra Clare
Año de publicación: 2016
Género: Fantasía Juvenil
Editorial: Destino

Aviso desde el principio. Me cuesta ser parcial con un libro de Las crónicas de los Cazadores de Sombras. Me cuesta mucho, porque cada vez que abro uno aparece una Rocío de diecisiete años que acababa de terminar los exámenes del instituto, y a la que, en una tarde de piscina, una de sus mejores amigas le endosó Ciudad de Hueso, y se vio prácticamente obligada a leerlo.

A esa Rocío de diecisiete años le encantó la trilogía. Nunca había leído fantasía urbana hasta entonces, y aunque fuera en unos términos totalmente juveniles, me fascinó. El caso es que la autora ha seguido ampliando y ampliando el universo que creó con numerosos libros. Aunque algunas veces sus historias y su prosa han decaído, en otras ocasiones incluso ha mejorado (la precuela de los orígenes me gusta más que la historia original). 


Con Lady Midnight, la autora inicia otra trilogía que promete ser igual de intensa que las anteriores. Los protagonistas de ésta son Emma Carstairs y Julian Blackthorn. A ambos personajes los conocimos en Ciudad del fuego celestial, cuando eran pequeños y vivieron unos sucesos que desbarataron a su familia. Los padres de Emma murieron asesinados, y ella esta convencida de que no se ha encontrado al culpable, con lo que siempre está investigando. La familia de Julian se resintió con la muerte del padre, y la desaparición y el exilio de los dos hermanos mayores, Helen y Mark, por ser en parte hada. De modo que Julian desde que era apenas un niño, ha tenido que cuidar al resto de sus hermanos: los mellizos Livia y Tiberius, Drusilla y Octavian. Emma y Julian son parabatai, de modo que ambos lidian con toda esta situación juntos. En su entorno también podremos conocer a Cristina Rosales, una joven cazadora de sombras mexicana, Johnny Rook y su hijo Kit, que trabajan en el mercado de las sombras, o Malcolm Fade, el brujo supremo de Los Ángeles, además de algún otro nuevo personaje que irá apareciendo a lo largo de la lectura, así como algún que otro viejo conocido (Siempre es un placer leer algo de Magnus Bane).

En todo el contexto de la paz fría, que aparta a los cazadores de sombras de todo contacto con el pueblo feérico, Emma se dedica a investigar unos asesinatos que cree relacionados con los de sus padres, pero en los que ha habido hadas involucradas. Todo se complica cuando éstas últimas se alían con ellos en la investigación, al margen de la clave, aprovechado la conexión familiar de los Blakthorn con estos subterráneos.

Por tanto, todo el desarrollo de la investigación irá íntimamente ligado al desarrollo personal de los personajes, sus sentimientos y sus historias. Por primera vez en la saga, no todo esto se centra en el personaje femenino. Emma no es una recién llegada a este mundo, como lo eran Clary o Tessa, sino que de hecho, es una Cazadora de sombras muy bien preparada. Por tanto su intento de vendetta comparte protagonismo con la carga que Julian lleva sobre sus hombros, o sus propios conflictos interiores, haciendo de éste último uno de los mejores personajes masculinos de Cassandra Clare.

Y es que, mediante la situación de la familia Blackthorn, Cassandra Clare encuentra un hueco para hablar de familias disfuncionales en cierto modo, sin progenitores, con unos hermanos mayores que soportan más responsabilidad de la que deberían tener. Julian es un chico muy joven que se ha visto en la tesitura de tener que criar a sus hermanos, y por eso mismo su relación con ellos no es la que quisiera, ya que ha tenido que ser maduro y responsable en todo momento. La autora plasma a la perfección el peso de la responsabilidad que lleva Julian sobre él, y la atmósfera agobiante que lo envuelve debido a esta situación, que se complica cuando Mark, uno de los hermanos medio hada, vuelve a estar con ellos, pero resulta que es una persona totalmente diferente.


También se aborda el tema de las relaciones amorosas prohibidas. Y es que, durante toda la saga, nos han hablado de la profunda conexión entre parabatais y como su relación está más allá del sentimiento romántico... pero Julian y Emma, parabatais desde los catorce años, han desarrollado sentimientos diferentes. Sentimientos que, por otro lado, viendo todo este tema desde su punto de vista resultan muy naturales, pero que se rodean del aura de lo prohibido, lo cual enfatiza una relación que nos remonta al arquetipo de Eros y Tánatos. Y es que los sentimientos afloran tras situaciones de serio peligro para ambos protagonistas.

 Toda esta trama no hará sino añadir más presión al entorno de la investigación y la trama familiar de los Blackthorn, aunque algunas explicaciones acerca de las prohibiciones que pesan sobre los parabatais no me han convencido. No me ha resultado creíbles y da la sensación de que la autora las ha puesto ahí para crear conflicto para los siguientes libros de la trilogía. Es una parte que se aborda de manera muy precipitada.

Por otra parte, la trama de Emma y su investigación para vengar a sus padres se entremezcla con la de la familia Blackthorn con el punto de las hadas en común. Esto despliega la habitual fantasía urbana de Cassandra Clare, un estilo juvenil impecable, lleno de momentos de acción y de recursos intertextuales que se integran perfectamente en la trama, ayudándola a seguir adelante. La utilización del poema Annabel Lee, de Edgar Allan Poe, así como el uso de elementos propios del lugar donde se desarrolla, Los Ángeles, dotan a la historia de una ambientación propia, que adquiere el carácter del mismo lugar, como ya ocurría con Nueva York en The mortal instruments, o con el Londres Victoriano de The Infernal Devices. También aparecen una galería de personajes secundarios muy carismáticos, entre los que hallamos a Brujos, cazadores de sombras mexicanos (lo cual mola muchísimo, porque hay uno que se llama Diego Rocío Rosales... no le bastaba con mi nombre, que también tiene el de mi pueblo XDDD), y numerosas hadas, grupo de subterráneos que siempre me ha fascinado.


Todo esto, más el añadido de unos personajes carismáticos y una historia apasionante, de la que yo estoy deseando ver más, hace de esta nueva entrega de la saga, otra vez, de lo mejorcito que, en mi opinión, se publica en literatura juvenil fantástica a día de hoy.

UNA OBRA DE ARTE PARA ESTE LIBRO

AMOR SACRO Y AMOR PROFANO - GIOVANNI BAGLIONI - 1602 - GALLERIA NAZIONALE D'ARTE ANTICA, ROMA

lunes, 29 de agosto de 2016

Reseña literaria; Las debutantes - Sarah Maclean


Con solo diecisiete años, Lady Alexandra Stafford no posee las cualidades idóneas para ser una joven debutante en el Londres de la regencia. Álex posee un carácter fuerte, una lengua afilada y no le gusta nada tener que andar probándose vestidos. Por desgracia, su madre lleva demasiado tiempo esperando a que sea lo suficientemente mayor para formar parte de la vida social londinense y no tiene intención de renunciar a su sueño de casarla con un hombre tranquilo, respetable, rico... y seguramente aburrido. Pero Alex se siente mucho más fascinada por las aventuras que por los romances. Entre pruebas de vestidos, bailes, fiestas y cenas de gala, Alex y sus dos mejores amigas, Ella y Vivi, se ven envueltas en un reto aún mayor. Un misterio rebosante de espionaje, sospechas, suspicacias... y amor. ¡El romance flota en el aire cuando la temporada comienza!





Título: Las debutantes (The season)
Autora: Sarah Maclean
Año de publicación: 2016 (Publicación original: 2009)
Género: Novela romántica
Editorial: Versátil Ediciones

Esta novela me llamó la atención desde el momento en el que la vi. Sabía que no iba a tener una trama espectacular, ni una narración extraordinaria, ni nada por el estilo, pero el contexto en el que se ambienta, la temporada social de la regencia, centrada en un grupo de jóvenes debutantes... me llamaba muchísimo. Me siento irremediablemente atraída hacia ese tipo de ambientación, sean el tipo de novelas que sean. De modo que un familiar me regaló el libro, y sí, llevaba razón, no es la novela del siglo, pero tengo que decir que la he disfrutado bastante.

Lady Alexandra, Alex, es una chica a punto de debutar en la temporada social londinense. Pero ella y sus amigas, Ella y Vivi, no están muy conformes con pasearse por los bailes con el fin de cazar marido. Tienen la convicción de que ningún caballero querrá a una dama con ideas propias y muchas ganas de expresarlas, pero se niegan a hacerse las tontas. En todo el auge de la temporada, las chicas descubren un complot en torno a la muerte del antiguo conde Blackmoor, padre del actual Blackmoor, Gavin, amigo de siempre de la familia de Alexandra, un chico por el que ella, poco a poco, va mostrando interés.


Esta trama se va desarrollando entre bailes, reuniones de chicas, encuentros sociales... en los que muchos personajes se reúnen a hurtadillas y confabulan entre sí, tanto en cuanto al misterio de la muerte del conde como en cuanto a los líos de pretendientes propios de la temporada social. Y es que Gavin siempre había sido un amigo para Alex, como uno más de sus hermanos mayores, pero entre bailes e investigaciones, la forma en la que se miran ambos empezará a cambiar y surgirá una relación muy bonita y muy tierna, que cambiará la visión que Alex tiene sobre el matrimonio.

Y es que tanto el personaje de Alex como los de sus amigas detestan la objetificación que supone para su género el tener que lucirse de baile en baile para cazar marido. No obstante, el periplo de Alex por la temporada resulta de lo más entretenido, por sus quejas, sus críticas hacia otras chicas y otros pretendientes, así como la descripción de ese entorno, que queda retratado de forma encantadora y un poco idealizada, tal y como te lo puedes imaginar sin perspectiva histórica, pero que sigue resultando muy entretenido de leer. Los personajes de las chicas son divertidos, fuertes e independientes, tal vez ya un poco cliché en este tipo de literatura, pero sin duda, siempre es bueno leer a personajes así. Lo mismo ocurre con los padres de Alex, severos pero benevolentes al mismo tiempo, y con Blackmoor, un caballero de manual que respeta y quiere a muchachas inteligentes y despiertas como Alex.


En cuanto a la trama de misterio, creo que resulta un poco predecible desde el principio, aunque te puede hacer dudar un poco en algunos momentos, yo tuve clara la resolución desde el principio. De todas maneras, esto no supone ningún problema, porque dicha trama es algo secundario que servirá para articular la trama de la temporada, convirtiéndola en algo más.

En conclusión es una historia simple, predecible, con muchísimos tópicos y una historia de amor algo naif. También abundan los anacronismos en cuanto a la época histórica, de modo que no es la novela ideal, ni mucho menos. Pero si os gustan las historias de amor de época, este libro es una monada muy sencilla.

UNA OBRA DE ARTE PARA ESTE LIBRO

CHICA MIRÁNDOSE AL ESPEJO - ALFRED STEVENS

lunes, 22 de agosto de 2016

Reseña literaria: La luz que no puedes ver - Anthony Doerr

Marie-Laure es una joven ciega que vive con su padre en París, donde él trabaja como responsable de las mil cerraduras del Museo de Historia Natural. Cuando los nazis ocupan la capital, padre e hija deben huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo, llevándose con ellos la que podría ser la más preciada y peligrosa joya del museo. Werner es un muchacho huérfano criado en un pueblo minero de Alemania y fascinado por la fabricación y reparación de aparatos de radio, un talento que no ha pasado desapercibido a las Juventudes Hitlerianas. Siguiendo al ejército alemán, Werner tendrá que atravesar el corazón en llamas de Europa. Hasta que, en la última noche antes de la liberación de Saint-Malo, los caminos de Werner y Marie-Laure por fin se crucen. Destinados a ser enemigos y obligados a crecer entre la destrucción, los inolvidables protagonistas de esta hermosa y emocionante novela se convertirán en pequeños héroes cuya inocencia vencerá incluso a la guerra.



Título: La luz que no puedes ver (All the light we cannot see)
Autor: Anthony Doerr
Año de publicación original: 2015
Género: Narrativa contemporánea
Editorial: SUMA

Tenía ganas desde hacía tiempo de leer esta novela, que ganó el premio Pulitzer de ficción en 2015. Me atraía la sinopsis, que hablaba de dos personajes muy diferentes y de una parte de la Segunda Guerra Mundial con la que nunca me había topado en ninguna novela.

La novela empieza en el momento culminante de la historia: El asedio de la ciudad bretona de Saint-Malo en agosto de 1944 por parte de las fuerzas estadounidenses para liberarlas del dominio nazi. En puntos diferentes de la ciudad encontramos a Marie-Laure y a Werner, dos jóvenes que viven el asedio en lados opuestos del conflicto.


Marie-Laure es una chica parisina que vive con su padre, el cerrajero del Museo de Historia Natural. Marie-Laure se ha quedado ciega y su padre, sus maquetas y el museo componen un entorno en el que se siente feliz y segura. Por su parte, Werner es un chico alemánhuérfano, que, junto a su hermana Jutta, aprende de forma autodidacta los entresijos de los sistemas de radio, aprendiendo cosas y fascinándose por un programa de radio francés hecho especialmente para niños.

Cuando la Segunda Guerra Mundial estalla, ambos personajes se mueven y trasladan debido a las circunstancias: Marie-Laure tiene que huir con su padre a Saint-Malo, a la casa de su tío abuelo Etienne. El padre de Marie-Laure lleva consigo una piedra que puede ser uno de los mayores tesoros del museo y su objetivo es protegerla. Por su parte, Werner, para escapar de su destino de pobreza trabajando en las minas ha acabado en un centro que forma a niños para llevarlos a las filas del ejército Nazi.

Por tanto ambos personajes se verán arrastrados por el curso de la guerra y las vidas de ambos pasaran por duras pruebas, pérdidas importantes y situaciones traumáticas. Pese a ello, ambos mantienen durante toda la novela su personalidad, su entereza y la actitud propia de dos seres inocentes a pesar de la desagradable situación que se les ha impuesto. Mientras Werner se ve arrastrado al campo de batalla, haciendo lo que se le da mejor, que es trabajar con equipos de radio, ve las actitudes de sus compañeros, sufre el desgaste de toda esa crueldad, y todo ello no se le va de la cabeza, mientras se muere de nostalgia por la infancia que pasó junto a su hermana y Frau Helena, la monja que los cuidaba en el orfanato. Por su parte, Marie-Laure también añora. Echa de menos su vida en París, el museo, los juegos y los libros que le regalaba su padre... y a su padre mismo, que, con el objetivo de proteger la piedra preciosa que le encargan, se separa del lado de Marie-Laure. De mientras la niña vivirá la sibilina resistencia que la ciudad de Saint-Malo lleva a cabo frente a la invasión alemana. Y este elemento, la nostalgia, envolverá a la historia de una triste dulzura, una melancolía que no dejará que los protagonistas se desprendan de su niñez.

La narración de la vida de estos dos personajes correrá paralela, y veremos como crecen, cambian y van madurando, además de descubrir ciertas conexiones entre ambos personajes, lo cual hace que aumenten en el lector las ganas de que se encuentren finalmente. Los capítulos en pasado se alternan con el presente de los personajes, donde el asedio a Saint-Malo los sitúa en la misma ciudad y los va acercando poco a poco. Me gusta esta narración, porque no hace la novela pesada. Creo que de haber sido una historia lineal, se hubiese hecho larga y monótona. Así se hace dinámica, siempre te quedas con ganas de saber que pasa tanto en el asedio como en los momentos anteriores de las vidas de Werner y Marie-Laure.

Y por otro lado tenemos a Von Rumpel, un especialista en piedras preciosas, perteneciente al partido nazi, que va por toda Europa recolectando joyas para la colección que pretende hacer su Fhürer de todos los tesoros del mundo. Oye hablar de El mar de llamas, una piedra que maldice al que la porta, haciendo que viva para siempre pero le ocurran desgracias a todos sus seres queridos. Von Rumpel, enfermo, se obsesiona con la piedra, y va buscándola por toda Europa, estrechando el cerco cada vez más. ¿Adivináis cual es la piedra que tenía que proteger el padre de Marie-Laure? Exacto.

El elemento de la búsqueda y protección de la piedra, la fascinación de Werner por la radio, los descubrimientos y las preguntas sobre el mundo, que siempre han despertado su curiosidad, y el amor de Marie-Laure por su libro en braille, Veinte mil leguas de viaje submarino, combinado con la inocencia que, pese a las situaciones que viven y los errores que se ven arrastrados a cometer, mantienen ambos protagonistas, otorgan a esta historia un carácter muy diferente al resto de novelas basadas en la Segunda Guerra Mundial. Y es que tiene el toque mágico de los gustos infantiles, de las aventuras épicas en busca de tesoros, pero todo ello en medio de una guerra, de un ambiente totalmente hostil, en el que incluso tendrán que enfrentarse al hecho de haberse convertido en algo diferente. Un final apoteósico pondrá todo esto de manifiesto, llevándonos, con los personajes, a unas escenas preciosas y al mismo tiempo dolorosas, que encajan perfectamente con el tono agridulce que la novela tiene a mi parecer.

En conclusión, me ha parecido una novela completísima, tierna y original, en cuanto a la época en la que se ambienta, con historias secundarias que dan profundidad a toda la trama principal, y que se me ha quedado grabada. Está recomendada sin género de duda.

UNA OBRA DE ARTE PARA ESTE LIBRO

ANCIENT SLEEP - ANNA MADIA - ÓLEO - 2014